Sandra B. Císcar | Diseño Puestos de trabajo por competencias
Elaboración de perfiles de puestos de trabajo basados en competencias Prepara a los trabajadores para adquirir los conocimientos, habilidades y competencias
diseño organizacional, psicología organizacional, psicóloga, coaching, competencias, formación
841
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-841,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Diseño de puesto de trabajo

Elaboración de perfiles de puestos de trabajo basados en competencias

El ideal de toda empresa es construir una cultura organizacional que aporte ventajas competitivas y que garantiza la sostenibilidad de la empresa minimizando la rotación del personal, apoyo al proceso de cambio continuo al que todos estamos sometidos ¿verdad?

Hoy en día existen diferentes técnicas que tratan de dar respuesta y proponen alternativas a las nuevas condiciones generadas en el ámbito laboral y de esta forma lograr competir en los mercados nacionales e internacionales.

 

Se puede enseñar a un pavo a trepar a un árbol, pero para ese trabajo sería mejor contratar a una ardilla

Gian Paolo Montali
 
¿cómo funciona el trabajo de la creación de un puesto de trabajo?
¿Qué es la elaboración de perfiles de puesto de trabajo basado en competencias?

Es un proceso que se diseña de acuerdo a las necesidades y particularidades de las organizaciones.

Una alternativa de rendimiento productivo que identifica las necesidades y qué conjunto de habilidades y competencias de los trabajadores.

¿Y qué es eso de las competencias?

Una definición sencilla es el conjunto de habilidades y conocimientos particulares de una persona, que le permiten desempeñar las actividades laborales de manera efectiva y eficiente. Ahora bién, podemos diferenciar entre:

Competencias genéricas:

las propias del individuo, las que “mas o menos nos vienen de serie”.

Competencias específicas:

las competencias adquiridas mediante una preparación académica indispensables para realizar labores que requieren cierto tipo de complejidad.

Pero, a parte de conjunto de habilidades y conocimientos que posee cada individuo para desempeñarse laboralmente de manera competente; deben agregarse otros componentes importantes relacionados con: la motivación, la actitud, identidad personal, autoimagen, autoconcepto, rasgos de personalidad, desempeño de rol; entre otros aspectos propios de cada persona.

 

Estas dimensiones, corresponden a las competencias genéricas, universalmente aceptadas, como decía antes, las que “mas o menos nos vienen de serie” requeridas para desempeñar labores de rutina, no programadas en un puesto de trabajo, que no requiera de conocimientos específicos para realizar labores de mayor complejidad.

 

Entonces, podemos ver que no todos los empleados requieren de competencias (especificas) para el desempeño de su cargo; sin embargo, es necesario que todos empleados desarrollen competencias (genéricas) para enfrentar situaciones no programadas que se derivan del complejo y cambiante contexto laboral.

 

Estarás de acuerdo conmigo que en el contexto actual, las empresas deben contar con un recurso humano lo suficientemente calificado para desarrollar sus labores, de acuerdo con su perfil profesional, con las necesidades de la empresa, con las exigencias del mercado y en concordancia con la misión, visión, objetivos, valores, programas y metas propuestas para el desarrollo empresarial, como punto de apoyo para mejorar orientar las relaciones con los clientes internos, aumentar la productividad y permanecer en mercados altamente competitivos, ¡entre otros aspectos!

 

Dentro de este contexto, es fundamental que el personal experto en el área del Talento Humano tenga en cuenta, tanto las competencias genéricas como las competencias específicas, para la elaboración de perfiles y descripción de puestos de trabajo basados en competencias.

¿Para qué sirve la elaboración de perfiles de puestos de trabajo?

La elaboración de perfiles de trabajo sirve para mucho más que para tener un perfil de futuros candidatos para ser parte de la empresa (selección de personal). La elaboración de perfiles de trabajo basado en competencias es una estrategia que permite:

A las empresas ser más competitivas.

 

Orientar procesos como: selección de personal, inducción, capacitación, gestión del desempeño…

Facilita el desarrollo de las personas y consecuentemente, contribuye al logro y la consecución de los objetivos organizacionales.

 

Prepara a los trabajadores para adquirir los conocimientos, habilidades y competencias que les permite ingresar o mantenerse en el mercado laboral.

Objetivos

Caracterización de los comportamientos laborales requeridos en los trabajadores, de forma que impide la duplicidad de información, de esta manera genera beneficios tanto de recursos humanos como financieros.

 

Involucramiento del personal, compromiso al profundizar en las aportaciones del personal.

Propiciar la formación permanente y autónoma de los individuos que participan en la implementación.

 

Generar un proceso de formación flexible y permanente a partir de la capacidad para aprender en y para el trabajo.

Beneficios

Facilita una gestión que permita evitar la materialización de un posible riesgo con una mala contratación.

 

Potencia las características y habilidades del personal existente en función del puesto y tareas que ejecuta.

Humaniza la organización: mejora del desempeño, la motivación, compromiso y calidad de vida profesional y personal de los trabajadores.

 

Aumenta productividad y competitividad en el mercado.

Y ya tan solo decir que la aplicación del conjunto de técnicas que engloban la elaboración de puestos de trabajo basado en competencias permite generar escenarios en los cuales se maneja un lenguaje común en torno a las necesidades y requerimientos del mercado laboral, favorecen el desempeño laboral ya que está más acorde con las necesidades laborales permitiendo un mejor manejo de las situaciones por parte de los individuos.

 

¡Muy útil!

Esto es más habitual de lo que parece, es algo que se hace de modo más o menos consciente dentro de la organización ó dentro del propio emprendedor, yo me doy cuenta de ello cuando los clientes me contactan, ya que mi labor principal suele ser brindar las herramientas necesarias para que se amplíen las competencias a través de la formación (acción puntual) o el proceso de coaching (proceso más largo y profundo que la formación).

 

Cuando hacemos el diagnóstico y análisis de necesidades formativas salen a la luz las competencias que se necesitan ampliar, mejorar o ampliar

¿Charlamos?

Ya es hora de que nos conozcamos, déjame un mensaje

 

Sandra B. Císcar

Psicóloga y Coach