Sandra B. Císcar | Ibiza, turismo y psicología
1127
post-template-default,single,single-post,postid-1127,single-format-standard,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Ibiza, turismo y psicología

En Ibiza y en todas partes estamos viviendo un momento de profundo cambio en el sector turístico. Es necesario prestar atención a esta realidad,  entender y adaptar los modelos de gestión, tanto del producto turístico, de la comunicación como del staff. Para la mayoría de organizaciones, la calidad ya no es una meta, sinó un punto de partida. La calidad es algo que el cliente presupone y que no le aporta ningún valor diferencial.

Además, hoy en día, las necesidades y deseos de los huéspedes van más allá de un buen alojamiento, personal agradable, una variedad de experiencias y un servicio eficaz y eficiente. Ellos quieren, igual que tú y yo, experimentar cosas diferentes de las que podríamos esperar en nuestro entorno habitual o en nuestro hogar. Experiencias y momentos de Ibiza que queden retenidos en nuestra memoria, como un recuerdo agradable digno de ¡Ser contado a los amigos y familiares!

Cuando estamos de vacaciones básicamente tenemos una necesidad: disfrutar de la experiencia. Y bajo este contexto, aparece el “Marketing experiencial”: Hay que decidir qué es lo que podemos oferecer de manera que la experiencia del cliente se enriquezca, por ejemplo, a través de la venta cruzada de servicios.

Ahora viene la cuestión ¿Si todo viaje es una experiencia, de qué sirve el llamado marketing experiencial? ¿Es una moda pasajera absurda? En absoluto. Bajo este paradigma,  se centran los esfuerzos, en los procesos de escucha, en identificar los valores que nuestra marca, productos y servicios transmiten al cliente. El foco ya no son los clientes, son las personas. El cliente compra y la gente se emociona, se identifica con valores y disfruta de la vida. Cambiamos la comunicación por el diálogo, comunicar es contar, en cambio, dialogar es compartir.

La finalidad principal es incrementar la satisfacción de las personas, y como personas nos referimos tanto a los clientes como al staff que está en contacto directo con los clientes y son el alma de toda empresa. Y es aquí cuando entra en juego el campo de la Innovación. ¿Cómo generar innovación? ¿Dónde podemos encontrar la Innovación dentro de una organización? La buena noticia es que no hay que ir muy lejos, la innovación sale de las personas y las personas están en todas partes, son cada miembro de la organización: Los empleados.

Quizás, el reto presente y futuro más importante al que se enfrentan las empresas es la formación de sus empleados. Las reglas del juego han cambiado, la apuesta de valor más innovadora en una organización es el conocimiento y las relaciones que se forman entre sus miembros.

Como decimos en Cowork Ibiza: ¡Renovarse o morir!

¿Te atreves a transformar tu empresa?

Contacta conmigo y juntos diseñaremos un programa adaptado a tu organización y las personas que forman parte de ella.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.