Sandra B. Císcar | Comunicación interna, capacitación y equipos virtuales
El Contagio social: Individuo y grupo. Sensibilizar de la realidad grupal a través del juego.¿Para qué sirve el team building en equipos virtuales? ¿Porqué utilizar el juego como herramienta de trabajo y de conexión?
contagio social, equipos virtuales, formación empresas, team building, coaching, psicología trabajo, coach, psicologa
2060
post-template-default,single,single-post,postid-2060,single-format-standard,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Comunicación interna, capacitación y equipos virtuales

Gran parte de mis clientes me conocen y me contactan vía internet. Hoy en día gracias  a poder compartir información y publicar trabajos en mi cuenta de google+  y en mi blog te puedes hacer una idea clara de cual es mi visión, de cómo trabajo y si vamos a encajar o no.

Cuando me encargan alguna sesión de team building o de risoterapia para empresas, lo que habitualmente se busca es  que los colaboradores de la empresa se conozcan un poquito mejor, divertirnos mientras nos focalizamos en la diversidad de los miembros, sus experiencias, su formación…

 

Peculiaridades de los equipos virtuales

Hoy en día parece que estamos más conectados que nunca, con Internet, la comunicación 2.0, 3.0… si te paras a pensarlo es algo increíble, pero nuestro cerebro es el mismo desde hace 100.000.000 años y la manera de comunicarnos y relacionarnos está cambiado muy muy rápido!

Por mucha voluntad que pongamos en tener una comunicación fluida, las personas necesitamos del “face to face” de toda la vida. Por el momento, nuestro cerebro no esta diseñado para el mundo virtual, y aunque parece que se adapta bien, en temas de comunicación interpersonal se pierde información básica en su modo de procesar e interpretar la realidad. Esto es un hecho, no una opinión. 

Para que exista una relación del tipo que sea  entre personas, se tiene que tener confianza ( creencia tipo “esta relación me va a venir bien”) y compromiso en mantener y cuidar dicha relación. Es así cómo nuestro cerebro evalúa los costes -beneficios de mantener la relación. La balanza se tiene que decantar hacia los beneficios y las ventajas. Por lo general, confiamos en aquello que conocemos, para ello necesitamos información fiable. No hay ningún misterio en ello.

La confianza entre los miembros de un grupo es esencial para un buen funcionamiento. El realizar jornadas presenciales donde el objetivo del encuentro sea que las personas interactúen de un modo diferente al habitual, dan la oportunidad de crear confianza y compartir algunos datos personales y actitudes relacionados con el trabajo, pensamientos y sobre los diferentes estilos de liderazgo.

En definitiva, conocer mejor a los miembros de la empresa y divertirse mientras aumentamos el auto-conocimiento a la vez que hacemos conscientes las funciones, roles y tareas que desempeña cada miembro.

Juntos somos diferentes. 

Familia, compañeros de trabajo, vecinos, amigos. Cada persona participa en diversas redes sociales, las cuales influye en los pensamientos, sentimientos y comportamientos de cada uno, incluso invaden la vida privada. En los equipos virtuales estas diferencias están aumentadas al proceder cada uno de entornos y en la mayoría de los casos culturas diferentes. 

¿Porqué utilizar el juego como herramienta de trabajo  y de conexión?

Tal y como apunta Jauregui en un de sus libros : Sin humor no hay ilusión y sin ilusión no hay empresa. El humor nos une y nos hace más humanos, las cosas serias con humor son igual de transcendentes pero más llevaderas. Las empresas emplean enormes esfuerzos para motivar a sus colaboradores y eso está bien, pero hay algo más directo y efectivo: ¡el buen humor se contagia!

El juego y la diversión son necesidades humanas. Nos nutrimos de la diversión como del oxígeno. Necesitamos descansar varias veces a lo largo de la jornada laboral. Tenemos que hacer y decir locuras para mantenernos sanos. Sin oxigeno morimos, sin humor también. No le voy a dar ni más ni menos importancia, lo que digo es que un componente más necesario para la supervivencia de las personas como individuos y como colectivo.

 El juego es, ni nada más ni menos, una necesidad humana.

Por lo tanto, es mejor canalizar esta necesidad humana que tratar de reprimirla. El truco está en que el trabajo mismo resulte divertido, para que las y los empleados no tengan que buscarse la diversión por su cuenta, a costa de la productividad.

Además, los psicólogos sabemos que recordamos lo que nos emociona. Introducir experiencias positivas y divertidas en el trabajo hace que tengamos en nuestra memoria recuerdos positivos laborales, lo que al mismo tiempo actúa como amortiguador del estrés.

Lo principal en una empresa no es la diversión sino la seriedad. Pero dentro de esta seriedad, el humor desempeña también su papel. A través del juego podemos conocer mejor a nuestros compañeros de trabajo, más útil todavía si formamos parte de un equipo virtual dónde existe poca interacción directa.

Ser un empleado con sentido del humor en el trabajo significa ser una persona estimulante, ser positivo, saber disfrutar, animar a tu alrededor, desmitificar la jerarquía, tener sensibilidad hacia las personas, ser capaz de destensar una situación, reírte de ti mismo, admitir tus errores y tolerar los de la gente que te rodea.

 

¿Para qué sirve el team building en equipos virtuales?

Generalmente, se realizan diferentes actividades para construir un buen rapport entre los participantes y aumentar o mejorar la performance del grupo.

El objetivo general suele ser mejorar la calidad de la comunicación y las relaciones creando una visión clara del futuro así los miembros del equipo van juntos para cumplir sus tareas, esto se aplica en acciones concretas muy diferentes dependiendo del grupo de personas al que va dirigido. 

 

El Contagio social: Individuo y grupo. Sensibilizar de la realidad grupal

Cuando los psicólogos hablamos de Contagio Social, nos referimos a la transmisión de actitudes, sentimientos y conductas que se dan dentro de las comunidades humanas. Tal influencia se mantiene latente en los integrantes de los equipos virtuales. 

Los mecanismos subyacentes de este contagio no están claros. No obstante la identificación (inconsciente) con el grupo parece importante, sea con los amigos, la familia, el gimnasio, tu banda de rock ó tus compañeros de trabajo. Estas son algunas razones para preocuparse por la red laboral, el clima y la cultura de tu organización: 

Cuidar la red laboral fortalece el estado psicológico de los miembros incluso la salud pero no es una panacea para la salud y la felicidad. 

Que el contagio social exista, y que es inevitable, inconsciente y automático no quiere decir que no sea controlable, así que cuidar el entorno y el clima laboral es necesario para que el contagio sea saludable. A través de las sesiones presenciales de coaching y team building cuidamos las relaciones que se generan la organización (ya sean virtuales o presenciales).

No podemos desarrollar nuestro rol laboral innatamente, necesitamos comunicación, confianza y visión de lo que estamos haciendo. Por eso necesitamos reunirnos cada X tiempo y tratar los siguientes temas abiertamente:

  • Conocer las funciones, roles y tareas que desempeña cada miembro. Cómo te ven los compañeros. Ser conscientes de cómo se está viviendo el grupo es sano.
  • Explorar temas de paciencia, integridad y tratar con los contratiempos.
  • Conocer mejor a los miembros de la empresa y divertirse mientras nos focalizamos en la diversidad de los miembros, sus experiencias y formación…

Al final de las sesiones elaboramos un significado nuevo de lo que es el grupo y de como lo está viviendo cada miembro. El resultado es el reforzamiento del sentimiento de pertinencia y compromiso sanos para todos.

¿Charlamos y me cuentas que tipo de acción sería interesante de realizar en tu equipo?

 

 

Bibliografía y referencias:

Especial Psicología del trabajo, Revista Mente y Cerebro, Investigación y Ciencia.

Work, Happiness and unhappiness. P. Warr, Pychology Press, Londres, 2007.

Allbert,L. (1979). Las relaciones interpersonales. Barcelona, Herder.

Jáuregui, Eduardo. El sentido del humor: Manual de Instrucciones. Barcelona, RBA, 2007.

Jáuregui, Eduardo y Fernández, Jesús Damián. Alta diversión: los beneficios del humor en el trabajo. Alienta, 2008.

Kushner, Malcolm. Como hacer negocios con humor. Ediciones Granica, 1990.

 

 

No Comments

Post A Comment